Martes, 08 de diciembre de 2015

Ha aparecido una nueva reseña de Las salinas del aliento en La contraportada de Gema López. Aquí puedes leerla:

http://lacontraportada.wix.com/lacontraportada#!Reseña-Las-salinas-del-aliento/cu6k/56642cf00cf2533368610a2b

Manuel Guerrero, poeta consagrado y escritor de varios ensayos y un libro de relatos (Para despertar), nos trae esta obra de poesía con rima asonante que me ha llamado poderosamente la atención. El autor dedica el libro a su hija Malena, por lo que tenemos una obra que se presenta, entre otras cosas, como un poemario autobiográfico.

 

En los libros de poesía es normal que no todos los poemas tengan la misma temática. En un solo libro se puede hablar del deseo, el amor, la muerte, la rutina... En este poemario los versos siguen vistiendo emociones tan diferentes como la tristeza, la alegría, la nostalgia y el amor. Sin embargo, aunque cada poema trasmita una emoción e incluso una temática o un momento distintos, todos los poemas tienen su piedra angular en un solo hecho, el nacimiento de Malena, la hija del poeta. De modo que contiene poemas muy dispares entre sí pero todos acaban versando sobre el mismo tema. Esto me parece muy positivo. Es normal que para comprender libros de poesía abstracta haya que leer los poemas una y otra vez, y es frecuente que nunca se comprendan absolutamente todos. Este libro, al tener tan claro cuáles son las motivaciones del autor para escribir (la llegada de su bebé) facilita la lectura de los poemas y se evocan los sentimientos que transmiten las palabras con mayor facilidad.

Yo no he pasado nunca una experiencia similar a tener un hijo. Leer esta obra me ha hecho reflexionar sobre todas las emociones que se deben de despertar en una persona cuando va a ser padre o madre. No hablamos solo de la ilusión que da tener un bebé, sino de un montón de preocupaciones: la situación económica para criar a la niña, el deseo de que viva feliz en un mundo que suele ser muy duro... Se habla también de la nostalgia del poeta, de sus recuerdos de la niñez, del amor que siente por la hija y por la madre... En definitiva,tener una hija hace que el poeta se replantee su propia vida. 

 

Para mí, leer estos poemas ha significado que alguien me explique un sentimiento que nunca antes había sentido.

 

 

 


Comentarios