Jueves, 23 de agosto de 2007
Manuel Guerrero Cabrera.
Profesor de Lengua Castellana y Literatura.
IES Sayena, Castell de Ferro (Granada).


En Espa?a tenemos la suerte de que nuestra tradici?n sea estudiada y analizada, de que el flamenco tenga cabida en la universidad y de que los textos orales se est?n conservando cada vez mejor y en mayor n?mero. Esta situaci?n es diferente a la de Argentina con el tango, espl?ndidamente analizado y estudiado desde la m?sica, pero, en cuanto a los aspectos literarios, hemos de indicar que no se recuerda a los poetas (que publicaron y compusieron poemarios, cuyos textos se convirtieron en tangos y viceversa, como los de Celedonio Flores o Enrique Cad?camo), ni se atiende a los recursos estil?sticos, desde los juegos de palabras o los paralelismos hasta las met?foras o los s?miles. Ciertamente, ?El tango tiene or?genes an?nimos, de aluvi?n y mixtura? (MATAMORO 1997: 11) y que sus primeros pasos los dio en ambientes prostibularios, pero a partir de 1880 comenzar?a a salir de dichos ?mbitos, ganando espacios m?s ?decentes?, hasta acabar en el cabar?, el Teatro Nacional (Carlos Gardel cant? Mi noche triste ante un p?blico de alta sociedad argentina en 1917) y en la radio de todas las casas, especialmente, lejos de sus or?genes, en la ?buena sociedad? (MATAMORO 1997: 15-31-32 y 74-78).
Al mismo tiempo que el tango consigue salir de la oscuridad de los burdeles, sus letras se acercan a un fin estil?stico y po?tico, llegando al punto de hallar algunas letras llenas de im?genes arriesgadas, dif?ciles de entender para su p?blico:


Fui como una lluvia de cenizas y fatigas
en las horas resignadas de tu vida. (1)


No podemos dejar de decir que el modernismo influy? mucho en la elaboraci?n de las letras y que el mism?simo Rub?n Dar?o aparece citado en ellas (GUERRERO CABRERA 2006: 48-52):

Y t? me ped?as que te recitara
esta Sonatina que so?? Rub?n:
La princesa est? triste... ?Qu? tendr? la princesa?
[...]
y en un vaso, olvidada, se desmaya una flor. (2)


Hacia mediados de los a?os 20, los m?sicos conocen la escritura y la mayor?a tienen una formaci?n acad?mica (MATAMORO 1997: 38); de igual modo, los letristas ya no son ?escritores de teatro o periodistas atra?dos por [...] el tango cantado, ni son bohemios[?] Son intelectuales de formaci?n escol?stica? (FERN?NDEZ FERRER 1998: 135, nota 16). Todo este proceso surge, no s?lo como un proceso de hacer literario el tango, sino tambi?n como un proceso de ?adecentamiento? del mismo.
Si queremos tratar la literatura del tango, es preciso y necesario el nombre de Homero Manzi, como el poeta m?s relevante del tango literario. Para realizar un esbozo biogr?fico, distinguimos entre el hombre y el poeta. El primero, por un lado, naci? en 1907 en una peque?a poblaci?n, A?atuya (en la provincia Santiago del Estero), con el nombre de Homero Nicol?s Manzione (DEL GRECO 1990). Frente a la dictadura militar de Uriburu de 1930, el r?gimen de Justo y la dictadura posterior hasta la elecci?n de Per?n en 1946, estuvo en la resistencia irigoyenista (Yrigoyen fue el presidente de gobierno derrocado por la dictadura de Uriburu), particip? en la creaci?n de la Fuerza Orientadora Radical de la Juventud Argentina (FORJA) (?Los malditos?? 2005) y, debido a tales implicaciones pol?tico-sociales y sus ideas, ?expulsado de la Facultad de Derecho, exonerado como Profesor de Literatura, silenciado como poeta, discriminado en el radicalismo por rebelde y antimperialista (sic), Homero Manzione fue convertido en maldito? (?Los malditos?? 2005) (3). De esta condena no pudo salir posteriormente, ni por ser amigo de Per?n y Evita, ni por considerar al primero como ?el reconductor de la obra inconclusa de Yrigoyen? (?Los malditos...? 2005). Por otro lado, el poeta, cuyos versos se publicaron en revistas durante los a?os 20 del siglo pasado, escribi? su primer tango importante en 1926 titulado Viejo ciego, premiado en el concurso de la revista ?El alma que canta? (DEL GRECO 1990). Adem?s de casi doscientos tangos, escribi? varias milongas y valses, guiones cinematogr?ficos (entre las que destacan La guerra gaucha y Pampa b?rbara), varias cr?ticas y audiciones radiof?nicas y una obra de teatro (DEL GRECO 1990; NUDLER). Y estuvo creando hasta 1951, a?o en que su coraz?n le fall?.
La historia del tango lo encuadra en los a?os 40, como uno de los m?ximos exponentes del tango literario (MATAMORO 1997: 85) (4); ya que, limitado por la pol?tica, la gloria le lleg? con el cancionero popular que hizo crecer con sus letras. De casi doscientas letras, destacan las famosas Malena (con m?sica de Maffia), Sur (m?sica de Troilo) y Barrio de tango (Troilo), y las sobresalientes De barro (Piana), El ?ltimo organito (Acho), Che bandone?n (Troilo), Fuimos (Dames) y El pescante (Piana), entre otras que seguramente hemos obviado de forma injusta. Pese a esta ingente obra, son ?nicamente dos los temas principales que podemos hallar en ella: ?la nostalgia por barrios y personajes perdidos y la hondura de las relaciones amorosas? (SALAS 1998: 22). Atendamos al primero de ellos: la nostalgia.
Este tema aparece ya en Viejo ciego, donde las notas melanc?licas est?n presentes, ya que estamos ante la despedida de un anciano m?sico ambulante:


Pon?s en las almas recuerdos a?ejos
y un poco de pena mezcl?s con alcohol.


Aunque esta composici?n no est? a la altura literaria que Manzi conseguir? posteriormente con Barrio de tango y Sur. En Barrio de tango, el suburbio es rememorado con gran melancol?a:

Un ladrido de perros a la luna
y la luna temblando en el zanj?n,
los sapos chapoteando en la laguna
y a lo lejos la voz del bandone?n.


El recuerdo ha realizado esta estrofa y podemos observar, no s?lo la fuerte presencia de la naturaleza, sino tambi?n la sensaci?n de duraci?n conseguida con los verbos en gerundio de los versos centrales y la uni?n de los sintagmas nominales y preposicionales del primer y ?ltimo verso. Todo ello consigue ofrecernos la nostalgia, que vive en nosotros, de algo que ya no existe.
Sur es un poema basado en el paralelismo del verso y el contraste del contenido, que evoca singularmente c?mo el paso del tiempo ha cambiado el barrio y ha desvanecido el amor de anta?o:


Nostalgia de los a?os que han pasado,
arena que la vida se llev?,
pesadumbre del barrio que ha cambiado
y amargura del sue?o que muri?.


La s?lida construcci?n paralel?stica de estos versos nos transmite la pena, completada con el l?xico que est? circunscrito al desenga?o que finalmente se acaba reconociendo:

Las calles y la luna suburbana,
y mi amor en tu ventana,
todo ha muerto... Ya lo s?.


Para estas estrofas, apuntamos las palabras de Ernesto S?BATO (1998: 64) acerca de que ?el progreso que a macha-martillo impusieron los conductores de la nueva Argentina no deja piedra sobre piedra?. Sin ninguna duda, se siente ?que el Tiempo pasa y que la frustraci?n de todos sus sue?os y la muerte final son sus inevitables ep?logos? (S?BATO 1998: 64). A esto debemos a?adir que Homero Manzi proced?a de una provincia interior y que ?su encuentro con la ciudad fue de conflicto, y del rechazo surgi? su refugio en el pasado porte?o? (MATAMORO 1997: 86). Con siete a?os ya viv?a en Buenos Aires e iba a un colegio del barrio de Pompeya, alejado de su domicilio en el barrio de Boedo; as?, en los tangos someramente analizados, entre otros, aparecer? ?cada elemento de aquel paisaje ?desde el largo pared?n que recorr?a camino de la escuela hasta el terrapl?n del ferrocarril, en una m?gica reuni?n de ciudad y pampa-? (NUDLER).
En conclusi?n, el tango posee determinantes factores que acrecientan su valor literario junto al musical, pues ha tenido una clara evoluci?n a lo largo del siglo XX. Con la letra de poetas como Homero Manzi, el cancionero popular (de Argentina e, incluso, del mundo, en algunas ocasiones) crece en calidad para temas tan representados como los del amor y la nostalgia. Esto se debe a que, ?si por sus ideas le cerraban el camino a ser hombre de letras, ?l se dedic? a hacer letras para los hombres? (?Los malditos?? 2005). Si los problemas pol?ticos no dejaron a Manzi realizarse como persona, ?l consigui? burlarlos para vivir, tanto ?l como nosotros, en las letras de sus tangos.



BIBLIOGRAF?A:
BARRESE, Rodolfo, y PIANA, Fernando, ?El ?ltimo reportaje a Sebasti?n Piana. ?La vida como realidad de un deber cumplido?? en http://www.todotango.com
DEL GRECO, Orlando, Carlos Gardel y los autores de sus canciones, Buenos Aires, Ediciones Aki?n, 1990. Versi?n digital de http://www.todotango.com
FERN?NDEZ FERRER, Antonio, ?Gardel canta a Dar?o: para una teor?a polisist?mica sobre tres letras de tango? en Filolog?a, Universidad de Buenos Aires, XXXI, n?meros 1-2, 1998, pp. 129-143.
GUERRERO CABRERA, Manuel, ?Rub?n en ?La novia ausente?. Una ?Sonatina? de Enrique Cad?camo? en Saig?n, 7, 2006, pp.48-52.
?Los malditos en la historia de Argentina: Homero Manzi? en http:// , 16 de abril de 2005.
MATAMORO, Blas, El tango, Madrid, Acento editorial, 1997.
NUDLER, Julio, ?Homero Manzi?, semblanza en http://www.todotango.com
S?BATO, Ernesto, ?Metaf?sica del tango? en Horacio SALAS, Tango, poes?a de Buenos Aires, Buenos Aires, Manrique Zego, 1998, pp. 64-65.
SALAS, Horacio, ?Pr?logo? de Tango, poes?a de Buenos Aires, Buenos Aires, Manrique Zego, 1998, pp. 20-23.
NOTAS:
(1) Fuimos de Homero Manzi. Julio NUDLER comenta que este tango ha sido considerado ?como un paradigma del tango elaborado y est?ticamente ambicioso?. Todas las letras est?n tomadas de http://www.todotango.com. Recomendamos el acceso a esta p?gina para escuchar los tangos y composiciones que se citar?n en el art?culo. Otras p?ginas de inter?s son http://www.eltangoquetedebo.com.ar y http://tangueros.foro.st
(2) La novia ausente de Enrique Cad?camo. He colocado los puntos suspensivos para indicar que se escribe toda la primera estrofa de la conocida Sonatina.
(3) En la entrevista que realizan R. BARRESE y F. PIANA a Sebasti?n Piana, ?ste indica que ?pertenec?a al Partido Radical [?] De all? [de la Facultad de Derecho] lo echaron por su militancia pol?tica?.
(4) Horacio SALAS (1998: 23) indica que con las dictaduras anteriores a Per?n ?es la ?poca signada por los nombres de An?bal Troilo, Osvaldo Pugliese, Miguel Cal?, Horacio Salg?n y por los mayores poemas de Homero Manzi (Barrio de tango, Sur, Che Bandone?n, Malena, Fuimos)?.

Tags: Homero Manzi, tango, poesia, literatura

Publicado por antisanedrita @ 9:22  | ESTUDIOS LITERARIOS
Comentarios (6)  | Enviar
Comentarios
Publicado por alberthh
Lunes, 15 de octubre de 2007 | 1:18
seguramente estar? ud. avisado, pero como veo su inter?s por esta expresi?n de nuestra cultura comparto mi recuerdo de los poetas lunfardos que recuperan el habla marginal, carcelaria, etc. buena muestra de ello son los tangos grabados por Edmundo Rivero acompa?ado nada m?s que por guitarras. y en otra linea los Sonetos Mugre del poeta Daniel Giribaldi... mis saludos, hugo
Publicado por antisanedrita
S?bado, 03 de noviembre de 2007 | 20:55
Muchas gracias por tu comentario, Hugo. En primer lugar, disculpe la tardanza por contestarte, pero no puedo ?ltimamente sino escribir aqu? una vez al mes.
En segundo lugar, Este art?culo era para una revista de un instituto espa?ol, para animar a los chavales a que se interesen por el tango. Como este a?o a?n es el centenario de Manzi, ?qu? mejor que el m?s poeta de los letristas!
En tercer lugar, como habr? observado, intento analizar los aspectos literarios del tango, lo que no quiere decir que el tango sea literatura, ni mucho menos que la copla prostibularia, el lunfardo y dem?s no colabore para que lo sea. De Buenos Aires me traje una antolog?a de Miguel Tabar?s sobre los poetas lunfardos y ah? recoge, junto a Giribaldi, el Malevo Mu?oz, Lamadrid, Furlan, los letristas Contursi, Exp?sito y Cad?camo, entre otros.
En fin, reconozco las limitaciones de este art?culo sobre Manzi, que en Espa?a es desconocido fuera de los c?rculos tangueros.
Y gracias nuevamente.
Publicado por Un_invitado
Jueves, 24 de abril de 2008 | 5:18
HOla Manuel, soy Chabe, reci?n ahora pude leer el art?culo sobre Homero Manzi y me admira como has investigado. Pero me queda como una sensaci?n agria con la acentuaci?n que pon?s en que el tango pas? de ser de los suburbios a ser universitario como si eso fuera mejor que lo anterior. No necesariamente tener formaci?n acad?mica lleva a que las composiciones sean mejores, hay muchos grandes de la literatura que no tuvieron formaci?n y no por eso dejaron de regalarnos tan maravillosas creaciones. De todas maneras, esa es solo una impresi?n y me alegra que disfrutes de el tango como lo disfruto yo. Un beso.
Publicado por antisanedrita
S?bado, 26 de abril de 2008 | 14:07
Muchas gracias por leerme, Chabe. Reconozco que doy una explicaci?n muy r?pida y poco ?til, ya que paso del prost?bulo a la casa de alta sociedad de un salto. Entre otras cosas, se debe a que estaba limitado por el espacio de la revista en que se public? y a que me sent?a obligado a enfocarlo hacia un alumnado (la revista era de un instituto) que no sabe lo que es el tango (entonces escuchaban reggaeton y flamenqueo pachanguero del malo que est? de moda por ac?).Tambi?n es cierto que, entonces, no dispon?a de tanta bibliograf?a como ahora; as? que me ce??a a esa bibliograf?a para no dar palos de ciego. Como sabes, no soy argentino y pido disculpas si me equivoqu? en algunos aspectos. Muchas gracias por leerme. Besos.
Publicado por Un_invitado
Mi?rcoles, 07 de enero de 2009 | 19:24
Muy buena cr?nica. Tambi?n "Mano Blanca" que tiene letra y m?sica de ?l, es muy bueno. Sus pel?culas hicieron ?poca y tendr?an que reedistribuirse para que las generaciones tuvieran una rese?a de la lucha que tuvieron nuestros gauchos.
En mi carrera de docente de m?sica estuve en la Escuela Homero Manzi, donde siempre se interpretaba algo de ?l, concurr?an sus familiares y Sebasti?n Piana quien interpretaba al piano alguno de sus tangos.
Un abrazo, te pondr? en favoritos. Rosa Mar?a (o rosaalegre) como prefieras. Felicitaciones
Publicado por antisanedrita
Viernes, 09 de enero de 2009 | 17:25
Estoy de acuerdo contigo, especialmente en lo de las pel?culas. No encontr? ninguna en mi viaje a Buenos Aires y todav?a no he logrado dar con informaci?n interesante de "La guerra gaucha" o de "Pampa b?rbara", que se las considera de las mejores pel?culas argentinas de la ?poca.

Gracias por leerme y por opinar. Es m?s, es un honor que me coloques entre tus favoritos. Aqu? siempre ser?n bienvenida.

Un saludo.
Manuel.